El Locus Peloliso confiere termotolerancia a las vacas Holstein lactantes en manejo intensivo

El haplotipo liso en el ganado confiere a los animales una capa de pelo liso y corto. Identificado originalmente en el ganado Senepol, pero también la la raza Romosinuano (ganado criollo colombiano) y la raza Carora (origen venezolano), el gen ha sido introducido al Holstein con el objeto de determinar primero si las vacas Holstein lactantes que tienen como característica fenotípica el pelo liso, tienen más capacidad de termorregulación en comparación con las vacas lactantes que no tiene el halotipo liso y, segundo, si la disminución estacional en la producción de leche sería menor en las vacas de pelo liso.

Este estudio fue realizado por la universidad de Florida en Estados Unidos y se tuvo en cuenta los siguientes aspectos: Temperaturas restales y superficiales; las tasas respiratorias y de sudorización; la variación diurna de la temperatura vaginal y; la variación estacional en la producción de leche.

Los resultados del presente estudio confirman datos anteriores que indica que el fenotipo pelo liso confiere una termorregulación superior a las vacas de leche expuestas a estrés térmico (Olson y otros. 2003; Dikmen y otros, 2008). Además de mejorar la capacidad de regulación de la temperatura corporal de las vacas de pelo liso, también resultaron resistentes al estrés térmico en relación con la producción de leche.

La longitud del pelo corto con el halotipo liso reduce la impermeabilidad al calor, con lo que se incrementa la pérdida de calor sensible debido a una mayor tasa de sudoración durante el estrés térmico, lo que sugiere que las vacas de pelo liso tienen mayor densidad de glándulas sudoríparas o simplemente estas vacas han aumentado su capacidad de sudoración. La pérdida de calor por evaporación es la forma más importante de disipación de calor metabólico en una vaca; de manera que la mayor capacidad de sudoración de las vacas de pelo liso puede ser una modificación importante que responde a una mayor termo-tolerancia. Lo anterior es un hecho que se ve reflejado en una menor tasa de frecuencia respiratoria en las vacas de pelo liso, lo que llamamos los ganaderos “jadear”.

Resulta interesante en el estudio que las vacas que no heredaron el halotipo liso pero que provenían del cruce de las razas portadoras del gen dominante pelo liso “Slik Hair” mostraron capacidad de regular mejor la temperatura corporal con las vacas en comparación con las vacas cien por ciento Holstein.

En conclusión, las vacas Holstein que heredaron el genotipo liso tienen una habilidad superior para regular la temperatura corporal gracias, a una mayor capacidad de regulación y experimentan reducciones menos pronunciadas en la producción de leche durante el verano.

Es para nosotros en Colombia poseedores de la raza Romosinuano, portadora de este gen dominante, imperativo seguir investigando este comportamiento e introducción del gen en las razas especializadas que existen hoy en nuestro país.

En el caso del ganado Simmental, centros genéticos como Genostar, en Austria ha iniciado el proceso de investigación con miras a introducir este gen en el Fleckvieh “Simmental” europeo. Por ahora pocas son las ganaderías que han comenzado a realizar estos cruzamientos con el objeto de introducir el gen en sus animales, tal es el caso de la Hacienda La Trinidad. Sin embargo, necesitamos el respaldo de Corpoica, de la Asociación Simmental y de Unaga ya que contamos con las “Razas Criollas Colombianas” como la mejor herramienta genética para explotar las razas taurinas especializadas en el trópico colombiano.

Pero todo esto debe estar respaldado por una investigación seria y continua por parte de los diversos actores de la ganadería.

 

Fuentes:

http://revistageneticabovina.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *